“Todos somos clientes potenciales de esta gente que mata y hace cosas horribles”

La posible aplicación o no de la prisión permanente revisable en España y la postura de los diferentes partidos políticos al respecto fue el tema principal de debate de la tertulia celebrada el pasado 5 de febrero. Sin duda, se trata de un asunto que no ha pasado desapercibido en la sociedad en las últimas semanas y que muestra un enfrentamiento importante de opiniones entre los representantes políticos y los ciudadanos. En especial, destacan los familiares de víctimas que han sido asesinadas y cuyos responsables del crimen están ya en la calle o lo estarán mucho antes de lo que deberían por la ausencia de esta ley en el territorio español. En los últimos días, padres que han sufrido la pérdida de sus menores en estas circunstancias han iniciado un proceso de recogida de firmas para que dicha legislación se aplique y los asesinos de sus hijos no vuelvan a pisar la calle. En la tertulia, todos los presentes que intervinieron, excepto uno, se mostraron también a favor, ya que, manteniéndose todos en la misma línea, aunque con argumentos diferentes, tal y como señaló uno de los tertulianos: “Todos somos clientes potenciales de esta gente que mata y hace cosas horribles”.
Al igual que la mayoría de los ciudadanos españoles, los participantes el pasado lunes se mostraron en contra de los argumentos que las agrupaciones políticas manifiestan para justificar la no aplicación de la prisión permanente revisable. Así, el presidente de la Tertulia, Vicente Almenara, explicó que estos representantes del pueblo alegan que las decisiones no se pueden “tomar en caliente”, después de los últimos casos que se han llevado a cabo en España, como la desaparición y asesinato de Diana Quer. “Siempre es el mismo argumento y no es válido, porque muchas decisiones se toman en caliente, cuando hay que tomarlas, pero si no fuera ahora sería igual y se justificaría con que la sociedad no debe vengarse del delincuente”, apostilló Almenara ante la aprobación de los presentes, de los cuáles algunos hicieron hincapié en otros casos en los que “no se ha hecho verdadera justicia”, como el crimen de las niñas de Alcácer hace ya casi 26 años.
Ante el cruce de opiniones contrarias entre los políticos y los ciudadanos, uno de los tertulianos planteó la posibilidad de que se lleve a cabo un referéndum, de manera que se pregunte al pueblo qué desea, haciendo uso de la democracia directa. Un asistente dijo que “sería interesante ver si realmente los votantes de los partidos están a favor de lo que estos opinan, porque cuando se sacan estos temas a la calle, no hay ideología política ni argumentos que valgan para estos temas en los que ocurren cosas horribles”. Además, continuó asegurando que, desde su punto de vista, “hay personas que no pueden vivir en sociedad y está demostrado,  esta gente debería estar encerrada para siempre”.
A continuación, y con una postura similar, otro tertuliano planteó el por qué de las decisiones que han adoptado las agrupaciones políticas. Así, resaltó que el PNV se ha manifestado en contra “porque está trufado de antiguos terroristas y ha pactado con éstos”; que Podemos y PSOE “se mantienen con la estupidez del buenismo y van a su bola, con el único interés de derrocar al PP”; Ciudadanos “se abstiene porque está viendo que puede comer terreno al PP en las elecciones generales y prima el interés del partido al de los ciudadanos; y el PP, agrupación que ha lanzado la propuesta de la ley está solo ante el peligro, “tampoco está pendiente del deseo de los ciudadanos, porque si fuera así lo hubiera propuesto cuando tenía mayoría absoluta y no ahora”. Muchos de los que estaban sentados alrededor de la mesa asistieron con sus cabezas con poco que objetar. Y antes de pasar el turno de palabra a otro, el participante criticó también la ley actual, en la que un menor que comete un crimen de la envergadura planteada puede quedar inimputable y salir a la calle “después de pasar cuatro años en un centro de menores amenazando a docentes y responsables, porque sabe que no le pasará nada, como el asesino de Sandra Palo, el Rafita”, agregó.
“El Gobierno es representante del Estado y sus obligaciones principales no son sólo velar por la educación y la sanidad, sino también por la seguridad, y sin emplear el argumento de que es muy caro mantener a una persona mucho tiempo en la cárcel, más caro es que quite una vida”, puntualizó otro de los intervinientes, apoyado por otro que afirmó que “mantener a un diputado cuesta mucho más”. A su lado, otro participante tuvo claro que hay tres motivos principales por los que la prisión permanente revisable se debe establecer en España: rehabilitación, “porque es cierto que hay algunos que pueden rehabilitarse”; disuasorio, “ya que muchos delincuentes se pueden echar para atrás a la hora de actuar si saben que el código penal les puede llevar a dicha pena”; y razón, “si se tiene en cuenta que hay personas a las que no les da la gana vivir con normas sociales y hacen lo que quieren, por lo que hay que separarlas del resto, ya que es legítimo que una sociedad se defienda”. Así, muchos de los presentes agregaron que, si por ellos fuese, quitarían el apartado de revisable y lo dejarían sólo en permanente, “y haría mucho bien al sistema penal, porque muchos serían conscientes de que si hacen algo muy grave entrarían a la cárcel para no salir y se lo replantearían”, explicaron.
“Si es permanente no es revisable y viceversa”, manifestó otro tertuliano que, a su vez, incidió en que el problema con esta ley podría estar en quién lleva a cabo la revisión a la hora de decidir si el condenado se ha rehabilitado o no y puede salir a la calle de nuevo. “Los comités técnicos se pueden determinar a dedo y éstos pueden caer en la pena hacia los criminales”, aseguró y, a modo de respuesta, uno de sus compañeros garantizó que son los jueces los que toman la decisión en base al informe penitenciario elaborado por los técnicos, lo que llevó a pensar por algunos que “si los jueces tuvieran que responder de sus actos, en general, otro gallo cantaría”. Además, también se hizo hincapié en que “revisar las penas lleva un gasto importante de dinero”, sin olvidar meter en el debate que “el código penal, en la actualidad, no se aplica con toda su firmeza”.
Como suele ser habitual en la Tertulia, un representante de Ciudadanos también contestó a las críticas hacia su partido durante la noche. De esta manera, explicó que el grupo no se abstuvo a la aplicación de la ley por los motivos señalados anteriormente, sino porque cuando se presentó podía presentar cierta “inconstitucionalidad” y “no era el momento para estar revisándola como estaba planteada”. Además, añadió que las intenciones de Ciudadanos son “endurecer aún más dicha ley”, de forma que quieren ampliar los años de cumplimiento de condena hasta poder pedir permisos o acceder al tercer grado, sin olvidar que, en caso de que el criminal tenga otros delitos acumulados, la condena “crezca aún más y no se les suspendan penas”. Pese a la postura del partido, su representante, como jurista, opinó que la prisión permanente revisable es inconstitucional “por la falta de determinación de la condena, ya que la Constitución dice que el objetivo de la prisión es la rehabilitación de las personas”. Frente a esta postura, fueron unos cuantos los que consideraron que dicha ley no es anticonstitucional.
La pena de muerte y su ausencia fue otro aspecto que se tocó durante la tertulia, pero de manera más superficial. Así, la mayoría expresó que ésta fue apartada por los “errores tan graves que se han cometido”, por lo que “prefieren una prisión permanente, que es perpetua, sin matar al criminal por si hay algún fallo y se demuestra que es inocente”.
En general, la conclusión de esta Tertulia se basa en una postura compartida por la mayoría y que tiene su peso en que “los partidos políticos tienen que dejar ciertas cosas de lado y no usar este tipo de cuestiones importantes para la lucha entre ellos porque, por partidos, el porcentaje de los votantes que están a favor de esta ley es mayoritario en todos los casos. Aún así, los representantes políticos no quieren, lo que demuestra que las decisiones que toman son ajenas a sus ciudadanos, como ellos”, concluyó uno de los tertulianos apoyado por el resto.
 
Trump, populista
El segundo tema de debate que se puso sobre la mesa de la Tertulia fue el balance de las actuaciones que Donald Trump ha llevado a cabo en su primer año de mandato como presidente de los Estados Unidos. Almenara tomó la palabra dando a conocer cómo, a pesar de los datos sobre el repunte que la economía de EEUU durante este periodo de tiempo, la “vieja Europa” se centra solo en los aspectos negativos que acompañan Trump como “el cambio climático, el muro para evitar que crucen los inmigrantes mexicanos y lo aparatoso que es en sus intervenciones, debería contemplarse lo positivo y lo negativo, sería más ecuánime”.
En esta ocasión, las opiniones estuvieron más divididas y hubo para todos los gustos. Por un lado, alguno señaló las consecuencias de este tipo de mandato con “populistas a la cabeza”, grupo en el que incluyó a Trump. “Hitler obtuvo el poder y la economía alemana subió hasta lo más grande, pero después cayó todo y se vivió lo peor, y es lo que ocurre con los populistas, que lo manejan todo, producen crecimientos, pero después se viven verdaderas catástrofes”, argumentó, sin olvidar tachar al presidente americano de “sinvergüenza” y asegurar que ha utilizado malas artes para llegar al poder. Además, puntualizó que es Rusia el país que realmente tiene el poder mundial.
Alguno llegó a afirma, incluso, estar ante una “nueva guerra fría”, mencionando la existencia de la OTAN pero con la ausencia en Europa de un Ejército propio. Y hablando de Ejército, se destacó los “resultados excelentes” tras el fichaje de extranjeros en el español y lo solicitado que éste está fuera.
Volviendo a Norteamérica, la mayoría de los tertulianos consideró que Trump y Hillary Clinton han sido los “dos peores candidatos de la historia de Estados Unidos” y que, saliera quién saliese, iba a ser una “locura”. Además, hicieron hincapié en la actitud del nuevo presidente, “a quién le da igual Europa y sólo se preocupa de los americanos sin importarle lo que piensen los demás”, señaló uno de los participantes.
Para finalizar, más de uno apostilló que los que realmente están “locos” son ellos mismos “por opinar sin estar entre la sociedad americana”. Así, aseguraron que “estamos en España y desconocemos el pensamiento y la idiosincrasia del americano”, teniendo en cuenta que el otro “no es tonto, sino diferente a mí”.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
This question is for testing whether you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.

Origen de la Tertulia

La Tertulia del Congreso de Málaga vio la luz el 10 de junio de 1991 en El Árbol de Reding por iniciativa de quien esto escribe, quien convocó a algunos amigos para hablar de asuntos de actualidad y de fondo que despiertan la curiosidad intelectual...

Comentarios recientes

No hay comentarios disponibles.

Inicio de sesión

CAPTCHA
This question is for testing whether you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.